Una gota para la salud

Redefiniendo el uso del agua en tu rutina de cuidado bucal.

Hace un mes, hemos atravesado un periodo de sequía severa en muchas zonas de la península que nos ha ocasionado muchos problemas de abastecimiento de agua de red en los pueblos y ciudades afectadas y a la vez, nos ha instado a reflexionar sobre nuestro consumo diario de agua.

Cada día, nos cepillamos los dientes usando agua del grifo. En este momento por el que pasa el planeta y debido a los cambios que está sufriendo, reevaluar nuestra rutina de cuidado bucal, ayudará a conseguir un consumo de agua mucho más racional.

El agua, un recurso muy valioso, la solemos utilizar de forma generosa durante el cepillado dental. Sin embargo, ¿y si nos planteáramos que podemos reducir significativamente el consumo de agua sin comprometer nuestra salud bucal? En este artículo, exploraremos un enfoque consciente del uso del agua en tu rutina de tratamiento oral, redefiniendo las normas tradicionales para una práctica más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

El derroche de agua oculto durante el cepillado.

Durante muchos años, hemos aprendido e interiorizado que el cepillado de los dientes convencional va acompañado de un flujo constante de agua durante el tiempo que le dedicamos, sin cerrar el grifo y adquiriendo así un hábito arraigado que contribuye a un importante desperdicio de agua. Desafiemos esta norma e introduzcamos un enfoque más consciente del uso del agua en nuestra rutina diaria de cuidado bucal.

Redefinamos el uso del agua.

Al contrario de lo que suele ocurrir, no es necesario un flujo constante de agua mientras nos cepillamos los dientes. De hecho, el agua necesaria para el proceso de cepillado es mínima. Primero, debemos aplicar la pasta dentífrica directamente sobre el cepillo, sin humedecerlo previamente. De esta manera, no sólo ahorramos agua, sino que permitimos que la pasta se adhiera con mayor eficacia a nuestros dientes.

Sin aclarado durante el cepillado.

Aquí está el punto de inflexión: no necesitamos agua para enjuagarnos la boca o el cepillo durante el proceso de cepillado. Simplemente, tenemos que cepillarnos a fondo y dejar que la pasta de dientes haga su trabajo. Esta elección consciente, reduce significativamente el consumo de agua.

Por último, aclárate solo una vez terminado el cepillado, con la poca agua que cabe en tu boca y sin derrocharla. Considera también la posibilidad de utilizar nuestro enjuague bucal Promis Wash, para un aclarado sostenible y refrescante. No sólo te proporcionará el frescor deseado, sino que también se alinea con tu compromiso de consumir menos agua de red.

En Promis Care, estamos totalmente comprometidos con la sostenibilidad, ofreciendo productos diseñados para armonizar la salud bucal con las prácticas ecológicas. Desde nuestro dentífrico natural hasta el enjuague bucal Promis Wash, toda nuestra línea te permite influir positivamente tanto en tu salud bucal como en el medio ambiente.

Si te ha gustado esta publicación de “Una gota para la salud” también te podría gustar leer “Cuidado bucodental femenino“.

También puedes seguirnos en nuestro Facebook y nuestro Instagram, y ver cómo puedes cuidar tu salud dental.

0
    0
    Tu cesta
    Tu cesta esta vaciaVolver a la tienda